Isla Fraser, paraíso terrenal en Australia

Isla Fraser

La isla Fraser es un paraíso terrenal que se encuentra frente a la costa este del estado de Queensland en Australia, y que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la riqueza natural que en ella se despliega. Cuenta con 125 kilómetros de largo y 15 de ancho y lleva el título de la mayor isla de arena del mundo. Posee dunas que llegan a los 180 metros de alto y su paisaje es una excelsa combinación de arenales con una frondosa vegetación.

Se puede llegar a la isla mediante un ferry desde la bahía de Hervey o por medio de vuelos alquilados en el aeropuerto de Maroochydore. En verdad se trata de un sitio casi de fantasía que invita a sumergirse en la profundidad de su belleza y donde los amantes de la naturaleza que disfrutan de coexistir con diversidad de animales salvajes, la más exótica vegetación y las cristalinas aguas, encontrarán en Fraser la meca de sus sueños.

Totalmente rústica, no existen calles en la isla; sólo senderos de tierra y se encuentra alejada de la ruidosa civilización por lo que es el destino elegido por quienes necesitan descansar en medio de una inconmensurable paz.

Para recorrer este paraíso se permite el ingreso de vehículos o el alquiler de los mismos, siendo las 4×4 la única opción acertada ya que cualquier otro coche se quedaría atascado en la arena.

En la Isla Fraser diversas compañías de turismo ofrecen excursiones de variada índole como caminatas guiadas, excursiones de exploración de zonas vírgenes bosques, lagos y estanques transparentes, competencias de pesca, así como visitas al Naufragio de Maheno entre otras cosas.

Fraser posee 200 lagos de aguas transparentes dotados de una gran belleza natural, pero el de mayor tamaño es el Mackenzie ubicado cerca del poblado de Eurong; esta zona es ideal para campistas los cuales necesitan de una licencia para establecerse ya sea allí o en los campings organizados para ello.

Dentro de las playas más bellas se encuentra la Indian Head, asiduamente visitada por surfistas debido a la calidad de sus olas; por otro lado están las bautizadas piscinas de champán, formadas por una barrera de rocas volcánicas lo que crea verdaderas piletas de natación oceánicas.

Hay todo tipo de albergue para alojarse en el paraíso Fraser; los turistas pueden optar por pasar las noches en campings gratuitos y pagos, resorts, en hoteles 5 estrellas así como alquilar casas típicas de la zona, algunas sumamente equipadas y otras no tanto, pero no por ello de menor belleza.

En cuanto a los costos, la opción más barata son los campings ya que los hoteles están ideados para la élite y a la medida de los turistas y sus tarifas les pueden resultar demasiado caras. Existen 8 sitios principales para acampar, 6 están a cargo del departamento de medioambiente y los restantes están en manos privadas.

A pesar de que la isla es una belleza para disfrutar durante el día, por las noches también tiene sus atractivos, pues existen night clubs y bares en los cuales pasar veladas divertidas donde se conglomeran todos los turistas, creando el ambiente propicio para entablar nuevas amistades o un intenso romance de verano.

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top