El Faro del Fin del Mundo, en Tierra del Fuego

Faro del Fin del Mundo

Su nombre oficial es Faro de San Juan de Salvamento y se encuentra en la Isla de los Estados, perteneciente a la Provincia de Tierra del Fuego en el extremo sur de la Argentina, siendo la última presencia de la Cordillera de los Andes antes de hundirse en las heladas aguas. No se debe confundir con el faro Les Éclaireurs, que también está en la bahía.

Sus escasos 6 metros de altura se potencian por su altitud, a 60 metros sobre nivel del mar. Esta mítica isla, de accidentada geografía, está poblada sólo por bosques y mamíferos marinos como pingüinos y focas, cabras, y aves como las gaviotas, cormoranes y petreles y el magnífico cóndor.

Declarado Reserva Provincial Ecológica, Histórica y Turística y construido en 1884, es el faro más antiguo de la Argentina y el primero de las aguas australes, fue reemplazado por el Faro Año Nuevo de 1902 y actualmente es un sitio turístico de acceso restringido, cuya restauración respetó el estilo original.

Fuente de inspiración, en él se basó el escritor Julio Verne, que llamó precisamente a su novela “El Faro del Fin del Mundo”, pues allí parece encontrarse en esas inhóspitas tierras y la película “La luz del fin del mundo”, dirigida por Kevin Billington también sobre la novela de Verne.

La Isla de los Estados está separada de la isla de Tierra del Fuego por el estrecho de Le Meire. Montañosa, alberga lagos y lagunas de difícil acceso y sus accidentadas costas muestran bahías y acantilados de más de cien metros de alto, debían aparecer aterradores ante los ojos de los antiguos navegantes. Los naufragios eran frecuentes, como el del “Louisa” en 1898 o el “Amy”.

Convertida en lugar de recalada de cazadores de focas, visitada por piratas y aventureros, el gobierno argentino determinó en 1884 el relevamiento de la costa y la creación del faro en la actual Punta Lasserre, impactando al mundo por su ubicación tan austral. Su equipo luminoso estaba constituido por ocho lámparas de petróleo.

Faro San Juan Fin del Mundo

La Isla de los Estados y su mítico faro son un centro de atracción para los cultores de los deportes náuticos, tanto que un seminario francés sobre esas prácticas llamado “Cols Bleus”, en 1972, publicó un artículo diciendo: “La República Argentina tuvo la feliz idea de construir el faro del fin del mundo y las naciones deben saber agradecerle”.

Otras tareas de restauración que se están realizando en la actualidad comprenden el interior del faro, una recreación de la dura vida de los torreros en aquellos tiempos y la recuperación de valores arqueológicos en San Juan de Salvamento e Isla de los Estados, desde sus antiguos habitantes de hace dos mil años, hasta el muelle, cementerio y Subprefectura.

El Faro del Fin del Mundo forma parte de las excursiones turísticas en este punto del planeta, atravesado el estrecho de Le Maire y llegando por sus costas hasta el faro y la solitaria isla apenas habitada por cóndores y cabras salvajes.

Foto 1 Vía: commons.wikimedia.org
Foto 2 Vía: www.skyscrapercity.com

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top