La Costa Adriática, la mejor elección

Riviera Adriática

La Costa Adriática se vuelve realmente tentadora si uno se pregunta cómo resistirse a los intensos tonos azulinos de sus aguas o a la frescura de sus brisas. Se encuentra ubicada al sur de Europa, formando parte, de este modo, del Mar Mediterráneo. Mientras que la Costa Adriática occidental es italiana en su totalidad; la oriental es en su mayoría croata, con secciones pertenecientes a Eslovenia, Bosnia, Herzegovina, Montenegro y Albania.

En realmente muy poco tiempo, estas tierras se han popularizado tanto que hasta han llegado a eclipsar los típicos destinos del Mediterráneo, tales como España o Francia. Sin embargo, esto no se podría dar de otra manera: las playas aquí son maravillosas, los paisajes increíbles y, de gran importancia, los precios muy accesibles.

Se ha llegado a decir que las aguas del Adriático poseen las aguas más limpias de todo el mundo y, combinando este impactante rasgo con sus pequeños y encantadores pueblos pesqueros que rodean la costa, resulta difícil cuestionarse por qué es un sitio tan elegido últimamente.

La Costa Occidental se diferencia de la Oriental ya que ésta es mayormente baja, uniéndose con pantanos y lagunas del sobresaliente delta del Río Po, al noroeste. Entre las ciudades más importantes se encuentran Ancona, Pesaro, Fano, Venecia, Rimini, entre muchas otras.

La Costa italiana del Adriático ofrece un sinfín de centros turísticos de playa, tales como Gabicce, San Benedetto del Tronto o Porto Potenza. Estos, realmente muy bien organizados, se encuentran dotados de sombrillas, tumbonas, y todo aquello que usted considere necesario para un encantador día de playa. Sin embargo, también podrá encontrar bonitas extensiones de arena debajo de los acantilados de la Costa Conero, a algunos kilómetros de Ancona.

Por otro lado, la Costa Oriental se caracteriza por sus pendientes y lo rocosas que resultan las miles de islas que la componen. En su mayoría largas y estrechas, las islas del lado oriental del Adriático se elevan escabrosamente a medianas alturas, destacando la Isla Brač –que su punto mayor, llamado Vidova Gora posee cerca de 780 metros– y la Península Pelješac, con una elevación dotada de 960 metros.

Las rocas cuentan con un color gris claro que contrasta fuertemente con la exuberante vegetación de muchas de las ciudades, como es el caso de Montenegro, el cual se caracteriza por la enorme plantación de pinos salgareños.

A pesar de que no resulta un sitio ideal para el buceo o la navegación durante la época invernal, dados sus peligrosos vientos Bora y Sirocos, en verano los Maestrales propician un clima estupendo para la práctica de dicha actividad.

Foto Vía: Vacanze in Riviera

Imprimir

Tags: ,


1 comentario

Comments RSS

  1. Marcela dice:

    Las mejores playad

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top