Arqueología submarina en China

arqueologia submarina en china

La relación entre el hombre y el mar es de larga data y algunas civilizaciones se llevaron mejor con él que otras. Algunos pueblos llegaron a casi dominarlo y se convirtieron en grandes navegantes. Aunque no solemos hablar de los chinos como surcadores de mares en verdad sí tuvieron una armada y alcanzaron a ser líderes en el mar durante la primera mitad del siglo XV.

La armada imperial china nace a comienzos del siglo XII durante el reinado de la dinastía Song y termina con la revolución comunista. Por supuesto, antes había barcos pero no existía la organización. Los barcos eran de madera y tenían distintos tamaños y no fue hasta el siglo XIX que se adoptaron formas y nombres de barcos occidentales.

Pero de aquellos primeros barcos no queda mas que el relato y algunos dibujos. Ya sabemos cuan difícil es la arqueología submarina pero el año pasado hubo un gran descubrimiento sobre la costa china. Se encontró el rastro de mas de 30 naufragios nada más y nada menos.

Los restos de los barcos fueron encontrados en Xiamen, ciudad de la costera provincia de Fujian. La investigación tuvo lugar en una zona de 676 mil km2 cerca de la costa y en el mar. Las naves encontradas son antiguas y al parecer se hundieron con mucha mercancía dentro pues hay cerámicas, vasijas de bronce y las mercancías típicas que se transportaban siguiendo la Ruta de la Seda Marítima.

Esta ruta es una ruta que data de la Dinastía Han del este y que une Quanzhou en Fujian con India y el Mar Rojo hacia el Mediterráneo. Muchos pescadores de la zona saben de estos naufragios y al parecer a lo largo de los años se han sumergido en busca de reliquias que después aparecen en el mercado negro. Hoy en día China no tiene leyes específicas que protejan las reliquias culturales bajo el agua y de hecho apenas hay un centena de arqueólogos submarinos chinos autorizados a trabajar.

Queda mucho por descubrir sobre la costa sudeste de China y los países de la redonda.

Foto 1: vía Cultural China

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top