Rowley Shoals, remotos atolones en Australia

Rowley Shoals

En el borde de la placa continental de Australia se encuentra un trío de atolones conocido con el nombre de Rowley Shoals. Está situado a unos 280 kilómetros al oeste del pueblo australiano de Broome, un conocido destino de vacaciones en este país, y cuando uno lo ve desde el cielo se evidencia el arrecife de corales.

En realidad son tres arrecifes con forma de pastilla. Uno se llama Mermaid, otro Clerke y el tercero Imperieuse. Cada uno tiene aproximadamente entre 80 y 90 km2 y sobre su costa un anillo externo y una laguna central que se conecta con el océano por uno o varios pasajes, rupturas, en ese anillo.

La verdad es que este trío de atolones está bastante aislado así que es un destino único, poco turístico, y por ende con una fauna marina muy rica y por suerte, protegida. El gobierno de Australia ha declarado a dos de estos arrecifes, el Clerke y el Imperieuse, parque marino mientras el tercero, el Mermaid es una reserva natural nacional en sí mismo.

Lagunas de aguas transparentes, mucha vida marina y jardines de corales, belleza en estado 100% salvaje y natural. Lo mejor es que se puede bucear y hacer snorkel por aquí, en el primer parque marino, el Parque Marino Rowley Shoals propiamente dicho.  Hay 233 especies de corales, 688 especies de peces y 13 especies de animales marinos grandes, entre ellos mantarrayas, ballenas, delfines y tortugas, moluscos, peces, invertebrados y corales.

También, en las aguas mas profundas, hay tiburones, peces aguja blanca y marlines. ¿Cómo se llega a este hermoso rincón de Australia? Pues en barco desde el pueblo costero de Broome. El viaje dura unas 12 horas porque es un sitio bastante remoto así que el crucero puede ser de un par de días. Las mejores fechas son de septiembre a noviembre y diciembre.

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top