El Mar del Norte

Mar del Norte

Abierto al Océano Atlántico el Mar del Norte baña, como su propio nombre indica, los principales países del norte de Europa. En este sentido, por el este separa las costas de Noruega y Dinamarca, las de las Islas Británicas en el oeste y, al sur, las de Alemania, Países Bajos, Francia y Bélgica.

Está, además, enlazado con el Mar Báltico a través del canal de Kiel y por los estrechos del Skagerrak y del Kattegat, del mismo modo está unido con el Atlántico sur por el Canal de la Mancha.

Posee una superficie total de 750.00 kilómetros cuadrados y una longitud de alrededor de unos 960 kilómetros, aunque no es un mar muy profundo, siendo su punto medio de fondo de unos 95 metros. Como prueba de ello, en su zona central (conocida como Banco Dogger) se han encontrado restos de mamuts lo que ha llevado a pensar a los expertos que, probablemente, durante la última glaciación el mar estaría bien cubierto de hielo o bien emergido.

Por lo que se refiere a las condiciones de navegación, lo cierto es que son bastante peligrosas debido a las fuertes corrientes que confluyen en él, y que proceden tanto del norte como del sur, así como a una persistente niebla que lo envuelve durante casi todo el año, fuertes lluvias y corrientes irregulares.

No obstante, este mar resulta importantísimo para el comercio marítimo y prueba de ello es que algunos de los puertos más importantes del mundo están localizados en sus costas o en las orillas de los ríos que desembocan en él: Londres, Hamburgo, Amberes, Róterdam… lo que le convierte en absolutamente vital para las relaciones comerciales en Europa Occidental.

Además, en él se encuentran algunos yacimientos importantes tanto de petróleo como de gas natural, que se vienen explotando desde la década de los años 70.

Foto Vía: noticias21.com

Imprimir

Tags: , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top