Olas en Waimea, Hawaii

Waimea-Bay-Pinballs

Situada en la isla de Oahu, Hawaii, encontramos la hermosa y paradisíaca playa de Waimea, agua roja en hawaiano. Este paraje, descubierto por el capitán Charles Clerke en 1779, es uno de los preferidos por los surfistas en el archipiélago para tomar olas, pues lo cierto es que la calidad y las grandes dimensiones de las mismas son conocidas mundialmente.

Durante el invierno, Waimea, al igual que otros puntos como Sunset Beach, funcionan como el escenario de una serie de competiciones de surf. Ello es debido a que las dimensiones de las olas son bastante descomunales, un “dulce” muy difícil de rechazar por parte de los experimentados surfistas. Estas enormes olas, de más de 15 metros de altura, ya serían apreciadas por una pequeña comunidad de surfistas en el año 1957. Desde entonces, el lugar cuenta con una fama internacional, que lo hace ser visitado por millones de turistas al año.

No obstante, este tipo de oleaje no siempre es frecuente. Durante el verano el mar suele estar muchísimo más en calma. Aun así, en la costa de Waimea existe una particularidad bastante interesante y divertida. Varias veces al año, cuando el caudal del río comienza a crecer, los surfistas se reúnen para realizar una serie de obras en su desembocadura que cambian por completo la morfología de la playa.

Llegados de muchísimas partes del mundo, se organizan para cavar y cavar una gran zanja en la arena desde el río hasta el mar. Esto facilita la creación de grandes corrientes con el efecto similar al de una piscina generadora de olas, un espectáculo visual que además divierte sin fin, y sin casi peligro (o por lo menos menor al de las monumentales olas de invierno), a todos los curiosos y aficionados a este deporte que se aproximan a la zona.

Foto vía: Alex

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top