Fauna marina de Australia, la Tortuga Plana

Tortuga Plana

Endémica de Australia y Nueva Zelanda, la Tortuga Plana (natator depressus) recibe su nombre por la superficie casi plana de su ovalado caparazón, presentando una coloración gris y blanca con tonalidades verdosas y de marrón oliva, con un cuerpo que rara vez supera el metro de longitud. En el caso de las hembras sus cuerpos suelen medir entre los 95 centímetros y 1,30 metros, con un peso que puede variar entre los 100 y los 150 kilos.

Generalmente se las puede encontrar en las bahías menos profundas de la plataforma continental australiana, así como en estuarios y arrecifes de coral, pero también pueden hallarse individuos en las costas de Papúa Nueva Guinea o en las islas de Indonesia, ya que en ocasiones se alejan en busca de alimentos. En cualquier caso, su lugar para anidar se limita al continente australiano.

Los lugares donde más abunda la tortuga plana se encuentran en las zonas norte y Oeste de Australia, siendo el principal reducto para su anidación la Isla del Cangrejo (Crab Island), una isla deshabitada aunque su presencia también es importante en la Gran Barrera de Coral. Igual que hacen otras especies de tortugas, la tortuga plana regresa a la misma playa donde nació para desovar y sus huevos son los de mayor tamaño entre las tortugas marinas, llegando a poner hasta 75 huevos en una misma jornada y que enterrarán posteriormente escarbando un agujero en la arena.

Las dificultades por las que tienen que pasar las tortugas planas comienzan durante la incubación con la posibilidad de que los huevos terminen siendo el alimento de zorros, varanos o dingos. Luego, tras romper el cascarón y tratar de alcanzar la orilla del mar deberán sortear a cangrejos, pájaros y otros depredadores antes de llegar al agua, donde podrán ser pasto de tiburones y otros tipos de peces. La media de supervivencia de estos animales desde el nacimiento hasta que alcanzan la edad adulta está en el 1%, hecho que no ha impedido que estos auténticos fósiles vivientes continúen viviendo en nuestros tiempos.

Foto vía: Purpleturtle57

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top