El río Waikato, en Nueva Zelanda

Rio Waikato

El río Waikato, cuyo nombre proviene del maorí y se puede traducir como “Agua que fluye”, es el más largo de Nueva Zelanda con sus más de 425 kilómetros de recorrido, entre su nacimiento en el lago Taupo y el Mar de Tasmania, lugar donde desemboca.

Una de las principales características del Waikato es que su caudal se alimenta de un buen número de lagos artificiales, y no experimenta crecidas importantes salvo en contadas ocasiones y debido a las crecidas del río Waipa (uno de sus afluentes). La mayor crecida del Waikato que se recuerda tuvo lugar en 1907.

La importancia del río Waikato para los habitantes de la isla Norte de Nueva Zelanda va más allá de lo ecológico, ya que es su principal fuente de energía hidroeléctrica, con varias instalaciones a lo largo de su recorrido entre el lago Taupo y Karapiro. En el pasado el río Waikato se usaba como vía de comunicación tanto por los nativos de la isla como por los primeros colonos procedentes de Europa, y durante las guerras entre los maoríes (las tribus Tainui y Ngati Toa) y los colonos zonas en las orillas del río fueron fortificadas y dotadas de cañones, desde los que hundían las barcas (pas) de los maoríes.

En la actualidad se utiliza menos para el transporte, al menos en su parte inferior, debido a un banco de arena cambiante que se ha formado en su desembocadura, pero en sus tramos superiores aun se pueden encontrar embarcaciones mercantes transitando. La mayor parte de las embarcaciones que lo recorren hoy en día son de ocio, y sus orillas han pasado de estar pobladas por fortines a los lugares para acampar y diferentes clubes deportivos, además de una red de senderos que discurren paralelos al cauce del río.

Foto vía: Phillip Capper

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top