Marinas famosas, La terraza de Sainte-Adresse

SAinte Adresse

El gran pintor Claude Monet retrató en esta bella pintura la antigua villa pesquera que sedujo también a otros artistas como Dufy, Corot y Stevens. Esta pintura, del año 1867, refleja el espíritu de recreo y ocio que campea en este pueblo turístico poblado desde los tiempos prehistóricos.

Monet presenta un mar amigable y encantador que invita a la contemplación y el disfrute desde Sainte-Adresse, un balneario ubicado en el litoral de La Mancha, formando parte del conglomerado de El Havre, en la Alta Normandía, sobre las acantiladas costas atlánticas.

Esta romántica villa con su Faro, playas, monumentos y patrimonio arqueológico y cultural, ubicada estratégicamente entre el arte y la política, presenta una visión única del estuario del Sena que se ilumina con una luz particular.

El origen de este pueblo está en el antiguo Saint-Denis, desde 1370, de pescadores y marineros, que seguramente veían con alivio la llegada a un puerto seguro después de la travesía. Su faro es de aquellos tiempos y la vocación de la villa era mantener siempre encendida la lámpara de la Hève que servía de guía a los marinos. Su historia está ligada a la construcción del puerto de El Havre, que atraía trabajadores emigrantes vascos y españoles, quienes se instalaban en el valle de Sainte-Adresse.

En el siglo XIX, con el florecimiento del comercio marítimo, el pequeño pueblo rural que era todavía Sainte-Adresse comenzó a hacerse popular como lugar de residencia de intelectuales, movimiento que inició el periodista Alphonse Karr, redactor de Le Figaro, y que incluyó a Sarah Bernhardt cuya casa se puede visitar.

En 1906 gracias a un visionario, comienza su desarrollo turístico que ya no se detendrá. En 1914 fue la sede del gobierno belga y actualmente los colores franceses y belgas que engalanan la entrada de la ciudad y su hermanamiento con el balneario belga De Panne demuestran su afecto por el país hermano.

Actualmente Sainte-Adresse es el lugar elegido por los amantes de las actividades acuáticas y aéreos: parapentes y alas delta que se lanzan desde los acantilados acompañan a los surfistas y navegantes; pero también los acantilados convocan a quienes gustan de las caminatas y el contacto con la naturaleza a través de los caminos de la Costa de Alabastro y tiene muchos atractivos turísticos para visitar: el yacimiento arqueológico del Cabo de La Héve, el faro, la Capilla de Notre-Dame-des-Flots del siglo XIX y el Pan de azúcar.

Datos sobre la pintura: “La terraza de Sainte-Adresse”, óleo sobre lienzo de Claude Monet, medidas 98.1-129.9 cm., se encuentra en el Nueva York, Metropolitan Museum.

Print Friendly, PDF & Email





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top