Aprender a reciclar para proteger el mar

Tortuga comiendo plástico

Tal y como está la situación del planeta, no suena repetitivo incidir en nuestra responsabilidad como agentes activos en la contaminación de los océanos, fuentes de vida y protectores frente al C02. Mas, si tenemos en cuenta que un simple gesto, como tirar una bolsa de basura en vez de reciclarla, puede acarrear tantos nocivos efectos. Muchas tortugas marinas mueren al ingerir bolsas de plástico pensando que son medusas. Un reciente estudio confirmaba el escalofriante dato: la tortuga tinglar está en peligro de extinción únicamente por nuestra culpa.

No sólo se arrojan al fondo marino bolsas de plástico -que son el 12% del total-, también es habitual encontrar botellas, tapas, etc. Reflexionemos sobre este hecho, ya que estos objetos están compuestos por materiales no degradables, es decir, que no se desintegran y funden con el medio ambiente, más bien, pueden tardar más de 200 años en desaparecer, ¡200 años!

Una vez más, otra consecuencia más del petróleo -no hace falta repetir que en la combustión se lanza CO2 al atmósfera-, ya que el polietileno contiene etileno que se saca del petróleo crudo. He aquí el origen de su extremo poder contaminante.

Se han intentado buscar nuevas fórmulas, como las bosas hechas a base de fédula de patata que, en unos 100 días, acaban degradándose. Asimismo, a partir del 2010, olvidemos adquirir dichas bolsas en los supermercados, desaparecerán. Tendremos que llevar las nuestras propias o bien adquirir los nuevos modelos. Aún así, quedan demasiadas en el mundo y seguro que más de algún desarmado intentará seguir negociando con ellas. Y esto que os contamos no es nada. Todavía falta hablar del Gran Parche de Basura del Pacífico.

  • Océano Pacífico, basurero mundial.

Mancha en el Pacifico

Imagen de la mancha de basura del Océano Pacífico

Más de 700 mil kilómetros de Océano Pacífico (más que toda la superficie de España), está cubierto de toneladas y toneladas de desperdicios. Esta acumulación responde a que las corrientes marinas van empujando toda la basura hasta un punto. Lo que más abunda, evidentemente, es el plástico, que se fabrica a toneladas y sólo se recicla una parte ínfima, absurda. Es realmente aterrador observar esta gran mancha y asumir lo que ahí alberga.

No sólo de la tierra proviene gran parte de la basura, también los barcos -un 20%- son responsables de incrementar el gran parche. Desde 1998 se venía alertando de la situación, ya que estas corrientes acaban de forma circular concentrando en el centro todo lo arrastrado. Tardarán trillones de años es degradarse estas toneladas de plástico, condenándonos a vivir en un estercolero y a perder preciadas especies vegetales y animales.

¿Tanto nos cuesta reciclar?

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top