Los cruceros, las nuevas vacaciones

Cruceros

A la hora de planificar unas vacaciones, muchos están empezando a optar por una forma diferente y original de vivirlas: los cruceros. Éstos son una vía óptima para visitar diferentes destinos costeros, ya que las embarcaciones suelen hacer paradas (dependiendo del paquete) en algunas zonas, permitiendo recorrer uno o dos días el lugar. Es evidente que la puerta de entrada son los puertos, por lo que no es difícil desplazarse por las costas, descubriendo la belleza paisajística de éstas.

Hoy en día, la infraestructura de un barco de crucero impresiona a sus usuarios. Es un sector turístico en auge que torea bastante bien la crisis mundial y es una alternativa a los vuelos. Ejemplo de ello es que en las Islas Canarias aumentó el flujo de visitantes gracias a los cruceros; concretamente un 17% en el 2008.

Asimismo, en su interior cada vez mejoran las comodidades, muchos se asemejan a hoteles de cinco estrellas, con el añadido de que son, además, un medio de transporte. Desde suntuosas y cómodas habitaciones hasta tiendas, cine, bibliotecas, restaurantes, piscinas, gimnasios y pequeños campos de golf, etc. Todos los servicios requeridos para tener una estancia de lujo -tranquilos, los hay para todos los bolsillos-.

Sin duda, viajar por los océanos (cruceros trasatlánticos) o por mares (por ejemplo, por el Mediterráneo) es una experiencia única. La belleza del mar en todas sus condiciones atmosféricas -aunque la temporada alta es en verano, evidentemente, por la seguridad. A excepción de los que recorren zonas heladas, icebergs, por ejemplo-, son uno de los tantos atractivos que ofrece la elección de un crucero.

Por otra parte, en cada viaje, y según la compañía, te puedes acoger a las rutas guiadas que ofrecen. Desde paseos por las ciudades más importantes, hasta visitas a los recursos naturales más importantes. Pero también los hay de otro tipo, para un público concreto. ¿Quieres conocerlos?

Interior de un banco de crucero

Hace un tiempo se pusieron de moda los cruceros para los llamados singles (solteros). Si eres una persona sin pareja y te apetece conocer a alguien, uno de estos viajes podía depararte una agradable sorpresa. En ellos se programaban actividades y actos en los que se fomentan que todos los singles del barco se relacionen entre sí. Es decir, el único requisito era estar soltero. Puedes ir por tu cuenta o con amigos/as, pero es común ver a personas totalmente solas que cuando bajan del barco, a veces, están muy bien acompañadas.

En definitiva, que podríamos decir que existe un crucero para cada tipo de persona. Ya sea por gustos o nivel económico, la industria marítima está en alza.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top