Atún rojo, a punto de extinguirse

Atún rojo

El atún rojo (Thunnus thynnus) es uno de los pescados más utilizados a la hora de preparar sushi, el famoso plato japonés, que en los últimos tiempos está causando furor en el mundo. La «gente guapa» (famosos) y el común de los mortales son sus adeptos consumidores. Sin embargo, esta especie se encuentra a punto de extinguirse si no se frena su pesca indiscriminada. Un pesca que responde a la altísima demanda de atún rojo en el mercado, lo que ha llevado a las autoridades de varios países en el mundo a prohibir su pesca y a sumarse a una campaña global para intentar recuperar esta preciada especie.

La Unión Europea ha cerrado recientemente la temporada de pesquería de atún rojo en el Mediterráneo y el Atlántico oriental. Esta iniciativa ha sido aplaudida por diferentes colectivos ecologistas, pero aún no es suficiente. Todavía quedan muchos restaurantes japoneses que siguen ofreciéndolo en la carta, aunque recomiendan a sus clientes que escojan otro plato. ¿Tanto les cuenta retirarlo definitivamente del menú? Quizás estén esperando a que la especia se extinga y no les quede más remedio que quitarlo.

Tres son los grupos que están luchando activamente para la conservación del atún rojo: Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF/Adena. Todos coinciden en la urgente necesidad de cerrar la pesquería o bien gestionarla de un modo eficaz y coherente con el número de ejemplares actual. Una de sus peticiones es que se respete la reproducción del atún rojo que suele ocurrir entre mayo y junio. Si se quiere recuperar la especie hay que ser conscientes de la importancia de estas fechas.

Atun rojo

Asimismo, según los mencionados grupos se aprecia un cambio de actitud en el Gobierno de España, por ejemplo, que ha asumido que el riesgo es real y tangente. Es evidente que a nadie le interesa que desaparezca una especie de estas características, por lo que el cuidado se ha convertido en una premisa. Seguimos colapsando aún más unos océanos asfixiados por el C02 y la contaminación, y nos preguntamos -los que reflexionamos sobre nuestra Madre Tierra- si realmente existe esperanza alguna para la naturaleza.

De momento, nos quedamos con la tenue idea de que se está intentando conservar y recuperar una especie que bajó drásticamente el número de ejemplares cuando explotó a nivel mundial una moda culinaria. ¿Curioso, verdad? Recuerdo cuando los occidentales criticábamos que los japoneses comieran pescado crudo, ahora, nos vanagloriamos de nuestro buen gusto por la comida oriental.

Print Friendly, PDF & Email



Tags: ,



1 comentario

  1. patricio valdés dice:

    ES POSIBLE, REPRODUCIR EL ATUN ROJO EN CAUTIVERIO..??? ASÍ COMO OTRAS ESPECIES

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top