Practicar Surf, aprender cómo hacerlo

Olas y Surf

El surf es una actividad en boga desde hace años. Los amantes de las olas no siempre lo tienen fácil para dar con playas propicias a la práctica de su deporte, esto es, un lugar con olas surfeables. El nacimiento de olas adecuadas para cabalgar sobre ellas requiere la conjunción de diversos elementos: condiciones de oleaje, marea y viento. Pero el requisito esencial e indispensable es un fondo bajo, tal cual el de las barreras coralinas.

Os describimos a trazo grueso el hilo narrativo del surfeo y un vídeo espectacular como ejemplo:

Primero, el surfista tiene que saber esperar la llegada de la ola o de la secuencia o tren de olas, situándose fuera de la zona de la rompiente. Cuando ve acercarse la ola rema hacia ella, tumbado sobre la tabla, con el recurso de sus brazos.

El segundo paso consiste en tomar la ola. El surfista gira la tabla en la misma dirección que sigue su presa e intenta alcanzar una velocidad absoluta igual a la del avance de la ola. Ahora es cuando, levantándose sobre la tabla, el intrépido jinete comienza a cabalgar la salvaje ondulación.

A continuación viene la fase de descenso, en la que el surfista supera en velocidad absoluta a la de la propia ola, deslizándose desde la cresta hasta la base. Una vez en la base el sufista debe ir trasladando el peso del cuerpo, girando la tabla hacia la cresta para volver luego a descender. Este ejercicio de montaña rusa se repite varias veces.

Cuando la ola alcanza su altura máxima, en el pico de la cresta se forma un labio o rizo que por así decir se va doblando hasta que se rompe. Una ola adecuada para el surf no rompe de forma simultánea, sino que desde la sección central se transmite lateralmente sin llegar a coger al jinete de las aguas.

El perfil de la rompiente es básico para la posibilidad del surf. Depende en importante medida de la inclinación del fondo. La inclinación ideal, según muchos de los expertos, sería una relación de 1:20, o sea que cada 20 metros hay uno de desnivel, y que provoca rompientes en cascada. Aunque no todos los científicos se ponen de acuerdo y algunos defienden la relación 1:5.

Pero todas estas nociones pertenecen a la mecánica del surf. Para saber también de su poética no hay otro remedio que el recurso a la experiencia. Abandonar la placidez teórica del salón, escoger traje, rastrear playas y enfrentar en la profunda soledad de los océanos el reto supremo de la ola.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top