Sipadan, el cementerio de las tortugas

sipadan

La isla de Sipadan, se encuentra al este de Malasia frente a la ciudad de Tawau, en el mar de Célibes y al noroeste de la isla de Borneo. Emerge desde los 800 metros de profundidad, es pequeña tan sólo tiene 12 hectáreas, pero esta invadida de vegetación y ha sido declarada Parque Natural. Para las tortugas verdes, sus playas son un buen lugar para depositar sus huevos. Por motivos políticos esta protegida por el ejército y está prohibido el alojamiento desde el año 2004.

Las inmersiones están limitadas, por eso tienes que aprovechar al máximo la experiencia del buceo en sus maravillosas aguas. Nada mas sumergirte, te encuentras una llanura de corales, donde conviven, peces murciélago, peces ángel, peces mariposa y grupos de carángidos. Pero los jefes de este lugar son, sin dudarlo, los peces loro de cabeza jorobada, que pueden llegar a medir más de un metro y pesar 40 kilos. Con sus fuertes mandíbulas trituran los corales para alimentarse de las pequeñas algas que contiene y el resto lo desechan como arena. Aunque este acto parezca funesto para el arrecife no lo es, al contrario es beneficioso para sembrar la base de los futuros corales.

Si te diriges al noroeste de la isla ten mucho cuidado por que es zona de reunión de barracudas. Este temible animal, elige esta lugar por las fuertes corrientes y si se percatan de la presencia de buceadores es probable que estos sean rodeados por ellas. Pero no solo hay barracudas, también están los tiburones grises, los banco de tiburones martillos y los tiburones leopardos.

Pero sin duda el mejor espectáculo de estas aguas, lo protagonizan las tortugas verdes, aunque también hay tortugas carey. En la zona de Drop off las tortugas nadan tranquilamente, descansan en cuevas o bajo las ramas de los corales y dependiendo  de la época copulan en aguas abiertas. Al estar acostumbradas a  la presencia de buceadores, permiten que haya un acercamiento hacia ellas.

Cueva de las tortugas

Hay un lugar mítico en Drop Off , que es la tumba de las tortugas. Descubierta en 1989, por el buceador Clement Lee y un equipo de reporteros de Cousteau , se trata de una caverna submarina donde se encuentran varios esqueletos de tortugas. Cuentan las leyendas románticas que las tortugas iban a morir allí, como si se tratase de un cementerio. Pero la realidad es muy distinta, las tortugas al adentrase a la caverna se desorientan por tener esta, varios pasadizos y acaban ahogándose. Por lo tanto si quieres adentrarte en este lugar tienes que ir con una persona experta y con una buena bombona de oxígeno.

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top