Japón sigue cazando ballenas

caza de ballenas

Me impresiona ver la sangre que mana de las ballenas cuando el arpón se clava en ellas. Me impresiona mucho porque me parece un animal tan noble… A estas alturas la caza de ballenas no tiene sentido, ni para fines alimentarios ni para fines científicos, pero aún así años tras año debemos ver como los barcos japoneses se lanzan al mar y acaban con alrededor de 1000 ejemplares.

La caza de ballenas ha sido una práctica centenaria llevada primero a cabo por los esquimales y después por muchos pueblos europeos, principalmente de Europa del Norte. La práctica llevó casi a la extinción de estos animales pero hubieron sucesos políticos, sociales y científicos que fueron desplazando el uso de los productos derivados de la ballena.

Por ejemplo, la guerra civil en Estados Unidos destruyó los barcos balleneros, norteños en su mayoría, y después aparecieron los productos derivados del petróleo para remplazar el aceite de ballena y la spernaceti (salida de la cabeza del animal), en la elaboración de lámparas y velas. Después de 1925 la industria empezó a desandar su camino aunque debieron pasar todavía varias décadas más para que la práctica fuera vista como un asesinato sin sentido.

De los ingleses, estadounidenses, holandeses, alemanes y rusos habitúes de esta practica hoy en día los peor vistos son los japoneses. Se escudan todavía en fines científicos y a pesar de las críticas y amenazas de sanciones continúan cazando ballenas.

La caza de ballenas con fines comerciales está prohibida desde 1986 pero Japón ha logrado hacerse con «permisos especiales» para continuar desangrando animales. Australia es la mas firme opositora y quiere llevarlo a juicio. La carne de ballena se come en cualquier restaurante japonés y considerando la idea que uno tiene del pueblo japonés, tan respetuoso, tan pacífico, tan ordenado y anti-bélico (ahora), ¿cómo es posible que no boicoteen esta caza terrible que sufren las ballenas?

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top