El Parque Nacional de las Islas Kornati

Islas Kornati

El Parque Nacional de las Islas Kornati, se encuentra sobre el Mar Adriático, en las costas de dálmatas de Croacia, antiguo territorio de la ex Yugoslavia. El archipiélago conformado por 147 islas es el más grande del Mar Adriático, tanto por el número de islas, como por sus dimensiones.

Su característica estructura cárstica, propia de procesos milenarios del carbonato de calcio, ofrece al visitante un paisaje maravilloso, de cuevas, grietas, grutas, acantilados y túneles que combinados con el entorno marino son inigualables. El material blanco del calcio produce un resplandor increíble bajo la acción de la luz solar, que es de por sí un espectáculo formidable.

Respecto de su fauna y flora, la vegetación se presenta escasa, y esta representada por una fina capa de hierba que lo cubre todo; mientras que la fauna marina y las aves que predominan están estrictamente cuidadas debido a la categoría de reserva que tiene el parque.

El Parque Nacional de las Islas Kornati permite un sinfín de actividades asociadas a su paisaje. Entre ellas podemos mencionar, la escalada, el barranquismo, el senderismo, la navegación a vela y la pesca submarina –aunque con restricción de especies dado que estamos hablando de un área protegida-.

Se recomienda tomar una excursión en barco partiendo de las ciudades croatas costeras de Zadar, Split o Sibenik. Hay excursiones de un día que ofrecen por muy buenas tarifas la posibilidad de recorrer el parque incluyendo la comida y bebida a bordo. Es fundamental llevar zapatos cómodos para poder caminar en la superficie irregular de las islas, como así también cremas con protección solar de alta graduación, debido a que la brisa marina broncea bastante.

Todo el año el Parque es tentador para visitarlo, el clima acompaña con un invierno moderado, con una media de 7 grados y un verano de 23. Acogedoras temperaturas y un régimen de lluvias de unos 115 días al año.

Por tratarse de un área protegida, éste no posee una estructura hotelera de grandes dimensiones, pero en cambio pone a disposición del turista cálidas cabañas y posadas de carácter rural. Otra alternativa válida de alojamiento, es alquilar una embarcación y hacer noche en ella amarrando dentro del parque, específicamente en el puerto deportivo de Piskera que cuenta con 120 amarraderos.

Una escenografía digna de ver: el azul intenso del Adriático, el blanco radiante del archipiélago y la vocación de preservar la naturaleza en su estado original. Una propuesta excelente para aquellos turistas que aprecian la experiencia de navegar y la sensación de estar en el paraíso. Eso es el Parque Nacional de Kornati: belleza marina dedicada a la contemplación del turista.

Print Friendly, PDF & Email





Top