Chengshantou, el fin de la tierra

chengshantou

En la provincia de Shandong, al noreste de China, hay una península del mismo nombre que marca el límite sur del Mar Bohai. Antes, más de un siglo atrás, esta parte de China estaba dentro de la Concesión Alemana, un territorio entregado a la comunidad alemana (había otras concesiones francesas o inglesas en otras partes del país en el país), y durante la Segunda Guerra Mundial fue ocupada los el ejército japonés.

Precisamente en esta hermosa península, en el extremo más al este, está Chengshantou. Marca el extremo más al este  de toda China. También se lo llama Montaña Chengtou y es en verdad un sitio hermoso, uno de los sitios mas hermosos de Weihai, el punto de todo el país en donde amanece más temprano. Si vas allí y caes en las últimas horas de la noche serás una de las primeras personas en ver el sol sobre China.

El agua aquí es realmente azul, muy azul, sin exagerar. Ya decía el emperador Shihuang de la dinastía Qin que este sitio era el fin del mundo, el unto final de la cordillera Chengshan. La punta rocosa está rodeada por el mar por tres de sus costados y se conecta por uno solo a tierra firme. El mar lo separa de Corea del Norte, situada a 94 millas solamente.

chengshantou2

Los acantilados, un puñado de rocas, desde hace siglos son azotadas por las olas y el viento, una y otra vez. En la punta una de las rocas parece un monolito en donde se han grabado algunos ideogramas chinos en tinta roja. Un sendero con baranda de hierro y algunos escalones lleva derecho hasta él y se ha convertido en un punto panorámico que deja sorprendido a sus visitantes por la maravilla de las vistas.

Las olas aquí en el extremo son altas y fuertes y salpican a mas de un visitante pues fácilmente alcanzan los siete metros de altura. En esta misma zona hay cuevas, pilares marinos y otras extrañas formaciones rocosas  de color rojizo que han sido erosionadas por el agua de mar y que son muy valoradas por los geólogos chinos. Además, hay algunos antiguos puentes construidos por la dinastía Qin, pabellones que miran al mar y hasta un parque safari.

La costa de Chengshantou es zigzagueante, tiene muchas bahías, mucho plancton en sus aguas y por ende abundan aves y cisnes. Sí, cisnes, esta parte de China es uno de los mayores paraísos de cisnes en todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top