Lulu, la isla artificial de Abu Dhabi

isla lulu en construccion

A los árabes les gusta construir, no hay dudas. Y sus construcciones son grandiosas, tan grandiosas como el dinero, que es mucho, lo puede lograr.

Los petrodólares han incentivado la mente y genio de muchos arquitectos que han concretado sus mas locas fantasías y ahora solo queda ver si esas megalíticas construcciones del lujo moderno sobreviven la riqueza de sus promotores.

Una de las ciudades árabes más ricas es Abu Dhabi, la capital del emirato del mismo nombre. Aquí está el único hotel de 7 estrellas del mundo, el Emirates Palace, donde literalmente todo lo que brilla es oro. Pero también esta ciudad que mira al mar ha sabido retocar su costa con construcciones artificiales.

Una de ellas es la Isla Lulu, una isla artificial de unos 4.2 km2, que va desde el rompeolas de la ciudad hasta el puerto Zayed. Está construida sobre tierra reclamada al mar en los años ’90 del siglo XX y después de idas y vueltas con respecto a sus funciones y futuro hoy está bajo el control de una empresa, una de las constructoras mas grandes de los Emiratos Árabes Unidos, y está siendo convertida en una mezcla de zona residencial y comercial.

La Isla Lulu mide unos 7 kilómetros de largo y 3 km de ancho y mira directamente al paseo costero de la ciudad. En 2007 fue abierta al público y es un paraíso turístico con dos playas, una mezquita, varios restaurantes, cafeterías, una zona de dunas, dos lagos de agua dulce artificiales y un terreno para pasear a caballo o en camello. Además, hay jardines, canales, zonas infantiles, santuarios de animales y marinas.

Si vas a Abu Dhabi es una buena excursión, no hay dudas.

Información práctica:

. se cobra Dh15 por adulto y los niños menores de 5 años entran gratis.  El billete incluye el traslado en barco con aire acondicionado.

. hay un tren sin techo que recorre la isla y que cuesta Dh5 por persona.

. en diciembre pasado la isla estaba cerrada así que pregunta si está abierta y si estos precios han cambiado.

Foto: vía Archirodon

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top