La historia del windsurf

windsurf

Uno pisa una playa y cuando clava la vista en el mar inmediatamente ve tres cosas: gente nadando o saltando olas, gente practicando surf y más allá de la rompiente de las olas, gente haciendo windsurf. ¿Pero cuál es la historia de este deporte que combina elementos del surf y de la navegación a vela?

Lo cierto es que la historia del windsurf no es tan antigua pues la práctica nació en 1949 de la mano de un sujeto llamado Newman Derby que ideó el sistema, tabla a vela, pero nunca lo patentó. Por suerte, eso no impide que se lo reconozca mundialmente como su creador. Después, su esposa y él abrieron una fabrica de tablas a vela y su invento empezó a difundirse.

El devenir de este nuevo deporte siguió sus pasos en California, Estados Unidos, de la mano de Jim Drake y Hoyle Schweitzer, navegante e ingeniero el primero, surfista y esquiador el segundo, y ellos sí patentaron su invento, la versión perfeccionada de Newman Derby: tablas de polietileno que suplantaban a las mas costosas de fibra de vidrio.

A este invento lo bautizaron con el nombre de windsurfer y los primeros equipos tenían una tabla de 3.5 metros de largo con un peso de 27 kilos. Drake compró la parte de la patente a su compañero y se puso a fabricar tablas en Holanda logrando que el deporte se volviera cada vez mas popular en Europa. Lo llamativo es que el desarrollo del windsurf corrió por dos caminos paralelos por varios años, de un lado la pareja Derby y del otro Drake y sus diseños.

Los tres se conocieron a fines de los años ’70 y entonces tuvo lugar una terrible pelea por los derechos de la invención. Pero en tanto ellos se peleaban en Hawaii dos surfistas aficionados a la nueva tabla a vela implementaban algunas mejoras al diseño y lograban que los pies se mantuvieran sujetos para poder manejar la tabla.

Cada año nuevo se inventaron mas mejoras y en los años ’80 tuvo lugar el mayor boom del deporte pues las tablas y velas comenzaron a fabricarse de manera industrial. El camino hacia la fama termina en 1984 cuando pasa a ser un deporte olímpico, el mas joven de todos.

Foto: vía Total Wind

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top