Exxon Valdez, petróleo en el mar

exxon-valdez

Si mal no recuerdo en la fallida película de Kevin Costner, Waterworld, en una escena aparece el enorme buque petrolero Exxon Valdez. Quienes hayan nacido en los años ’90 tal vez no estén al tanto de lo que ese nombre significa para el movimiento ecologista pero si tienes entre 30 y 40 años lo habrás oído nombrar.

El Exxon Valdez es un buque petrolero que se hizo célebre en los años ’80 al encallar sobre la costa de Alaska y producir un enorme derrame de petroleo que hizo historia. El buque, entonces propiedad de ExxonMobil, encalló en la Bahía del Príncipe Guillermo y derramó más de 257 mil barriles de crudo, entre 50 mil y mas de 100 m3.

El sitio del accidente, lejano, solo accesible por bote, avión o helicóptero hizo muy difícil el tratamiento del accidente y la posterior limpieza. Estas aguas son el hábitat de aves marinas, nutrias y lobos marinos, focas y salmones y el crudo llegó a cubrir 2100 km de costa y 28 mil km2 de océano. Algo terrible para la naturaleza.

¿Y por qué encalló el buque contra el arrecife Bligh? Hay varios factores combinados que contribuyeron al accidente. Por un lado fallas en el mantenimiento del radar y por otro fallas o fatiga en los materiales de navegación. Además, se confirmó que el capitán estaba dormido al producirse el accidente y la empresa aprovechó para echarle la culpa cuando el radar ya no funcionaba hacía como un año.

A eso se le sumó la ausencia de prácticas de la tripulación con la Guardia Costera para saber desempeñarse en la zona, a que el buque no tenía un equipo de monitoreo de icebergs como se le había prometido, había menos tripulación que trabaja más tiempo y la Guardia Costera tampoco había inspeccionado el buque. Un poco de acá y otro poco de allá y tienes un buque a punto de encallar.

El accidente produjo la muerte de entre 100 mil y 250 mil aves marinas, casi 3 mil nutrias marinas, también nutrias de río y cientos de águilas, lobos marinos, peces de todo tipo y hasta orcas. Los costes de la limpieza fueron muy altos y generaron juicios y demandas. Todavía hoy el petróleo de la zona que no ha podido retirarse sigue siendo tóxico.

El buque Exxon protagonizó un episodio muy oscuro en nuestra relación y dependencia con el petróleo. Siguió funcionando mucho tiempo más y hoy, aunque por su casco simple no se le permite entrar en puertos europeos, navega por Asia bajo bandera de Hong Kong.

Print Friendly, PDF & Email





1 comentario

  1. christian dice:

    Yo pienso que la Exxon deberia ya de dejar de ser tan ambiciosa y absorber todo lo que se le ponga en frente, y publicar los avances en cuanto a las energias ya descubiertas por esta, y propagarlo, vasta ya del monopolio!! pero bueno la opinion de un mero internauta no va a hacer nada ya que al controlar los medios, controlan a casi toda la poblacion excepto, los pocos que nos damos cuenta que somos una minoria para hacer cambios. y como el pobre obama esta jodiendo a estas multinacionales lo quieren fuera, por que si controlas los medios, tambien a los votantes. puf. a resignarse.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top