El pez luna

Pez luna

A estas alturas, nadie pone en duda que la vida en las profundidades marinas es de una variedad asombrosa. El gran público, seguimos sin conocer a muchas de las especies que lo habitan y seguimos fascinándonos con cada descubrimiento.

A este respecto, en el artículo de hoy os vamos a hablar de un extraño pez que habita en las aguas del Mar Mediterráneo: el pez luna.

Este ejemplar puede llegar a medir hasta 3 metros y, del mismo modo, puede alcanzar la tonelada (o más) de peso. No obstante, lo normal es que sea de un tamaño más bien pequeño, siendo su anchura (incluyendo las aletas) siempre superior a su longitud.

En este sentido, lo cierto es que sus aletas dorsal y anal le hacen ser un pez muy característico, ya que son de gran altura y están ubicadas en el extremo final del cuerpo, lo que hace que se junten por la aleta caudal, que tiene forma de borde y carece de pedúnculo. Su cuerpo es muy plano y de color gris plateado salvo las mencionadas aletas, que son de color parduzco. Tiene espinas.

Se localiza en alta mar y, en las raras ocasiones en las que se deja ver en la costa, es debido a que acude allí para que los peces especializados en la materia, le limpien. Por lo que respecta a los alimentos con los que se nutre estos son, básicamente, el plancton animal, algas, calamares y pequeños peces como larvas de anguila.

Si lo comparamos con el tamaño de su cuerpo, el cerebro del pez luna es muy pequeño. Los expertos tienen dividida su opinión en cuanto a ciertos comportamientos suyos, como el de tumbarse sobre un costado mientras flota en la superficie, lo que ha hecho que se manifiesten diversas opiniones al respecto: que está tomando el sol, que de este modo puede ver lo que ocurre debajo de él o que, simplemente, son ejemplares muertos.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top