Los vertebrados más pequeños del mundo

Paedocypris progenetica

Un equipo de expertos del Museo Raffle de Singapur, institución dedicada al estudio de la Biodiversidad, encontró durante el año 2005 en las islas de Sumatra y Borneo (Indonesia), al vertebrado más pequeño del mundo hasta entonces. Este diminuto pez es pariente de las carpas aunque no comparte con ellas precisamente su tamaño, y recibe el nombre de “paedocypris progenetica“, con una longitud media de apenas 7,9 milímetros y con un cuerpo es translúcido, por lo que pueden ser confundidos fácilmente con una larva de otra especie acuática.

Es un milímetro menor que el gobio, hasta ese momento considerado como el pez más pequeño del mundo (vertebrado), y pese a ello posee unos alerones pélvicos muy desarrollados, los cuales se cree que sirven para aferrarse durante el apareamiento. El descubrimiento del paedocypris progenetica se produjo en las aguas de una ciénaga de Sumatra, caracterizada por la elevada acidez de sus aguas (que puede superar hasta 100 veces la acidez del agua de lluvia), por lo que esta especie resulta doblemente curiosa.

Paedophryne amauensis

El descubrimiento efectuado en la isla de Nueva Guinea (la isla tropical más grande y alta del mundo) en el año 2009 por Christopher Austin, miembro de la Universidad de Louisiana, tardó casi 3 años en llegar a las publicaciones científicas, y reveló el 11 de enero del 2012 que existía un vertebrado aún más pequeño que la paedocypris progenetica. Su localización fue un trabajo muy duro, en parte por su tamaño y en parte porque frecuentemente se la puede confundir con un insecto debido al sonido que emite.

Se trata de una rana catalogada como “Paedophryne amauensis“, y cuya longitud media es de 7,7 milímetros. Esta diminuta rana posee la capacidad de realizar saltos de hasta 30 veces su propio tamaño, y en su ciclo vital no hay fase de larva. Vive alimentándose de diminutos insectos, que atrae utilizando sonidos muy agudos, parecidos a los que producen algunas de sus presas.

Estos descubrimientos llevan a los biólogos a replantearse cuál es el tamaño mínimo que puede poseer una criatura vertebrada, y ya sabemos que sus envergaduras van desde las enormes ballenas (llegando a los 25 metros) hasta una pequeña rana de menos de 8 milímetros.

Foto 1 vía: taringa
Foto 2 vía: secretworlds

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top